“Apenas os pequenos segredos precisam ser guardados, os grandes ninguém acredita” (H. Marshall)

APRESENTAÇÃO ........ HOME......... INICIAL...... .....EDITORA............VIDEOS.......... GRUPOS ...... . GLOSSÁRIO

segunda-feira, 20 de agosto de 2012

A Ciência Iluminada (por Saint Yves d'Alveydre)

.
"Oxalá que, em lugar de ser a serva da Anarquia governamental, a escrava da Força, o instrumento da ignorância, da iniquidade e da ruína pública de todas as nossas pátrias européias, a Ciência, levando de novo a tiara sobre a cabeça e o báculo na mão, subisse de novo às suas antigas cimas luminosas!

“Sim, presidindo de novo as relações entre os povos, realizasse por fim o que os profetas de todas as Religiões lhe tem profetizado, que divino concerto reuniria de novo os membros ensangüentados da Humanidade!

“Isto já não seria um Cristo na Cruz cobrindo toda a Terra, senão um Cristo glorioso refletindo todos os raios sagrados da Divindade, todas as artes, todas as ciências, todos os esplendores e todos os favores deste Espírito divino que iluminou o passado, e que através de dolorosas gestões, tende de novo a iluminar o futuro.

“A economia pública, livre do peso espantoso do armamento e dos impostos, tocaria com sua varinha mágica todo o existente.

“Veríamos então renascer o Egito antigo, com seus Mistérios purificados, Grécia no esplendor transfigurado de seus templos órficos, a nova Judéia, mais bela ainda que a de Davi e Salomão, a Caldéia de antes de Nemrod.

“Então, tudo, do cume à base da organização humana, se renovaria; tudo se iluminaria e se conheceria, desde o fundo dos Céus até o forno imenso do centro de Terra.

“E não existe mal intelectual, moral ou físico, a que a união das Faculdades docentes e a união positiva do Homem com a Divindade, não pudessem providenciar remédio seguro.

“As vias santas da Geração seriam de novo descobertas, as da Vida santificada, as do Trânsito iluminadas por inefáveis consolos, adoráveis certezas; e a Humanidade inteira realizaria a palavra do Profeta deslumbrado pelos Mistérios da outra Vida: 'Oh , morte!, onde está o teu aguilhão?'”

Marquês de SAINT-YVES D’ALVEYDRE (1842-1909), em "A Missão da Índia na Europa".
.

4 comentários:

  1. http://glossarioholistico.blogspot.com.br/

    ADEPTO (esoter.) A maestria solar, detentor da iniciação da revelação (quinto grau), prerrogativa dos hierarcas áryos ou da Dinastia Meru-Danda (ver), o Asekha (“não-discípulo”) ou Mestre. “Como um verdadeiro eixo espiritual, fixado por um firme sentido de dever e sujeito às leis e à vontade de Deus, o Adepto deve se manter firme quando tudo o mais soçobra à sua volta, e se porventura por qualquer razão ele cai ou encerra o seu ciclo de atuação, então deve vir outro para ocupar o seu lugar. (...) (O) Adepto surge como um Modelo humano, o paradigma da Meta humana de ser, vindo a representar um pólo básico de orientação global. Seu exemplo pode servir a muitos, mas sua Palavra é destinada a todos. Sua formação foi exa¬ta¬men¬te aquela de um Maestro de orquestra, destinada não a servir de exem¬plo para todos, mas a alcançar o Centro de tudo para poder a tudo iluminar. De modo que a sociedade deve ter em mente que necessita organizar-se de forma adequada em torno da orientação dos Mestres para poder evoluir, e não acreditar em quimeras, e tampouco ser ingênua a seu próprio respeito. Como está escrito, ‘...não pertence ao homem o seu caminho, não é dado ao homem dirigir os seus passos, (pois cabe a) Deus dirigir os passos do homem’ (Jeremias 10,23; Provérbios 20,24).” (Teocracia – Tradição & História). Ver REPRESENTAÇÃO e ÁGUIA.

    ResponderExcluir
  2. http://portalpineal.blogspot.com.br/2012/08/la-palabra-la-significacion-de-las.html

    Pero si el Ser en su verdad es la remisión a la despedida (die Verwindung in den Abschied), en la cual se regala la venida del resguardo del inicio (die Kunft der Bergung des Anfangs), si el Ser es acontecimiento de propiación y, como éste (es decir, como la vuelta de separación y venida [die Kehr von Schied und Kunft]), el favor y la gratitud (die Gunst und der Dank), entonces se guarda (verbirgt sich) en el Ser mismo el poetizar y el pensar.
    El poetizar es el Pre-decir (die Vor-sage), el Decir inicial, que acontece en propiedad como el favor de aquello que no es hecho y que no puede ser calculado a partir de lo meramente presente y lo efectivo (aus Vorhandenem und Wirklichem). El poetizar es el favor pre-dicente de la guardiana de lo sagrado (der Hüterin des Heiligen). Porque el poetizar es el favor predicente, por eso le pertenece lo despejador-proyectante de la “fantasía”. ¿Cómo ha de pensarse la interna referencia de lo por-poetizar a lo sagrado?



    --------------------------------------------------------------------------------

    [i] “Das Wort / Die Bedeutung der Wörter”. Tomado de Zur philosophischen Aktualität Heideggers, Bd. 3, “Im Spiegel der Welt: Sprache, Übersetzung, Auseinandersetzung”, hsg. v. Dietrich Papenfuss u. Otto Pöggeler, Frankfurt/M: Klostermann, 1992, pp. 13-16. La nota aclaratoria proporcionada por Friedrich-Wilhelm von Herrmann (editor de las obras completas de Heidegger) indica que este breve manuscrito, hasta entonces inédito, está referido, mediante una inscripción en la portadilla (que lleva el título “La palabra”), a un texto escrito en 1944 bajo el título “Die Stege des Anfangs” (“Los senderos del inicio”). También en la portadilla, así como en la primera página del manuscrito (que lleva el título “La significación de las palabras”), está registrada la palabra “Ereignis”; por último, la portadilla enseña también la seña “vgl. Dichten und Denken — Inständigkeit” (“cf. poetizar y pensar — instancialidad”).
    Postado por Matheus Dulci às 03:00

    ResponderExcluir
  3. “Isto já não seria um Cristo na Cruz cobrindo toda a Terra, senão um Cristo glorioso refletindo todos os raios sagrados da Divindade, todas as artes, todas as ciências, todos os esplendores e todos os favores deste Espírito divino que iluminou o passado, e que através de dolorosas gestões, tende de novo a iluminar o futuro.

    A Ciência Iluminada (por Saint Yves d'Alveydre)

    ResponderExcluir
  4. http://www.heideggeriana.com.ar/textos/zaratustra_nietzsche.htm
    MARTIN HEIDEGGER
    Traducción de Eustaquio Barjau, publicada en Conferencias y artículos, Barcelona, Ediciones del Serbal, 1994.
    En el fragmento citado, «El convalescente» (314) leemos:«¡Tú(es decir, Zaratustra) eres el maestro del eterno retorno
    Y en el prólogo de la obra entera (n. 3) encontramos:
    « Yo (es decir Zaratustra), os enseño el ultrahombre ».
    Según estas proposiciones, Zaratustra, el portavoz, es un «maestro». A ojos vista, enseña dos cosas: el eterno retorno de lo Igual y el ultrahombre. Sólo que, de buenas a primeras, no se ve si, y de qué modo, estas dos cosas que enseña se pertenecen mutuamente. Pero aun en el caso de que se aclarara esta conexión, seguiría siendo cuestionable si estamos oyendo al portavoz, si estamos aprendiendo de este maestro. Sin este oír y aprender no sabremos nunca bien quién es Zaratustra. Así que no basta con que nos limitemos a poner unas junto a otras proposiciones de las cuales sale lo que el portavoz y el maestro dice de sí mismo. Tenemos que prestar atención a cómo lo dice y además en qué ocasión y con qué intención. Las palabras decisivas: «Tú eres el maestro del eterno retorno», no las dice Zaratustra desde sí mismo a sí mismo. Se las dicen sus animales. Se las nombra al principio mismo del prólogo de la obra y, de un modo más claro, al final (n. 10). Aquí se dice: «... cuando el sol estuvo en el mediodía, miró (Zaratustra) interrogativamente a lo alto; porque, por encima de él, oía la llamada clara y nítida de un pájaro. Y he aquí que un águila describía amplios círculos en el aire, y de ella colgaba una serpiente, no como una presa sino como una amiga: pues el águila la tenía enroscada en tomo a su cuello». En este misterioso abrazo presentimos ya de qué forma, sin que se diga de un modo explícito, en los círculos que describe el águila y en el enroscamiento de la serpiente se enroscan círculo y anillo. Así resplandece el anillo, que se llama anulus aeternitatis: anillo sigilar y año de la eternidad. En el aspecto de los dos animales se muestra adónde ellos mismos pertenecen con su girar y su enroscarse. Porque no son ellos nunca los que empiezan haciendo círculo y anillo, sino que se ensamblan en él para, de este modo, tener su esencia. En el aspecto de los dos animales aparece Aquello que le concierne al Zaratustra que levanta su mirada interrogativa hacia lo alto. De ahí que el texto continúe:
    «Son mis animales», dijo Zaratustra, y se alegró de todo corazón.
    El más orgulloso de los animales que hay bajo el sol y el más inteligente de los animales que hay bajo el sol - los dos han salido de exploración.
    Quieren averiguar si Zaratustra aún vive. ¿En verdad, aún vivo?»
    La pregunta de Zaratustra sólo conserva su peso si la palabra indeterminada «vida» la entendemos en el sentido de «voluntad de poder». Zaratustra pregunta: ¿corresponde mi voluntad a la voluntad que, como voluntad de poder, domina la totalidad del ente?
    Sus animales averiguan la esencia de Zaratustra. El se pregunta a sí mismo si él es aún, es decir si es ya aquel que propiamente es. En una ; nota a Así hablaba Zaratustra, procedente de los escritos póstumos (XIV, 279), se dice:
    «“¿Tengo tiempo para esperar a mis animales? Si son mis animales, sabrán encontrarme”. El silencio de Zaratustra. »
    De este modo, luego sus animales, en el pasaje citado del fragmento «El convalescente», le dicen lo siguiente, que las palabras escritas en itálica no deben hacernos pasar por alto. Dicen:
    «Porque tus animales, oh Zaratustra, saben bien quién eres y quién debes llegar a ser: mira, eres el maestro, eres el que enseña el eterno retorno -, ¡éste es ahora tu destino! »
    Postado por Garra de Águila às 16:48 Nenhum comentário: Enviar por e-mailBlogThis!Compartilhar no TwitterCompartilhar no FacebookCompartilhar no Orkut

    ResponderExcluir